ANTES DE BARNIZAR

Sobre soportes nuevos

Elimine el polvo y aplique el fondo o imprimación Aquafloor® PRIMER. Si el parquet o tarima no estuviera totalmente limpia, se recomienda un lijado del mismo, incluso un acuchillado más profundo en función de las condiciones superficiales.

Sobre soportes barnizados

Lave y aclare la superficie cuidadosamente. Asegúrese mediante un suave lijado una buena adherencia, y posteriormente quite el polvo originado.

EL BARNIZADO

Después de haber preparado bien el soporte mediante el Aquafloor® PRIMER y después de quitar perfectamente el polvo, llega el momento de empezar con el barnizado propiamente dicho. Para ello recomendamos utilizar siempre rodillos de muy buena calidad. Los pasos son los siguientes:

1. Asegúrese de que el barniz esté muy bien mezclado. Lo sabrá por el color y textura homogénea del líquido.

2. Use un cepillo, trapo o un paño para limpiar el parquet o tarima. En caso de que el lijado del PRIMER haya generado mucho polvo, se recomienda aspirar toda la suciedad con un aspirador.

3. Se aplica el barniz con rodillo de alta calidad con movimientos continuos en la madera, siguiendo las líneas naturales de la veta. Asegúrese de que toda la superficie esté bien cubierta y uniforme.

HERRAMIENTAS PARA BARNIZAR

La brocha

Aquafloor® recomienda el uso el uso de brocha para superficies pequeñas y esquinas de difícil acceso. No obstante, siempre que exista la posibilidad de aplicar el barniz al agua con rodillo, lo recomendamos como primera opción.

El rodillo

Aquafloor® recomienda el uso de rodillos de pelo corto siempre que desee un acabado liso y homogéneo.

El diluyente

Aquafloor® no recomienda manipular ninguno de sus productos. No obstante, en caso de maderas muy absorbentes, una de las capas puede diluirse ligeramente con agua.

El recipiente para el barniz

Es un producto imprescindible. Debe permitir el reparto homogéneo del barniz a lo largo del rodillo, por lo que necesitará una rejilla de escurrido.

CARACTERÍSTICAS DE LA MADERA

La madera es un material noble altamente decorativo. Resistente, cálido y acogedor son los adjetivos que mejor describen este material natural.

  • Trabajabilidad: La madera es un producto industrialmente perfectamente deformable, que se transforma en todo tipo de piezas. La trabajabilidad sobre producto terminado también es elevada.
  • Resistencia: La flexibilidad de la madera tiene un grado medio, incrementándose la resistencia a medida que se sacrifican las compresiones. Una vez aplicado el barniz al agua Aquafloor® puede a llegar a incrementarse su resistencia de forma sustanciosa, resultando altamente recomendable su aplicación.
  • Aislamiento – La madera por suerte es un mal conductor térmico, impidiendo que el calor salga de del interior y  a su vez entre el frio desde el exterior.