Lo que debes saber antes de usar barniz al agua

La madera es un material comúnmente utilizado por el hombre no solo por su belleza y alto nivel decorativo sino también por su versatilidad, puede ser utilizado tanto en pisos, superficies de trabajo y hasta como mobiliario por decir algunos de sus usos. Sin embargo este material requiere ciertos cuidados para mantenerse sano y utilizable y el mejor producto para su protección sin duda es el barniz al agua junto a los demás productos para su cuidado y mantenimiento que ofrece la empresa Aquafloor.

En este sentido estos cuidados que requiere la madera no se solventan con comprar una lata de un barniz cualquiera en la ferretería y aplicarlo, se trata de mucho más que eso. Debes conocer del tipo de madera del que se trata, el uso que se le dará para escoger el producto indicados, además de esta la manera de proceder también depende de si la madera es nueva o ya ha sido barnizada previamente, todos estos aspectos determinaran tu forma de proceder y te las explicaremos a continuación.

Conoce el tipo de madera que trabajarás

Antes de comenzar a seleccionar el producto que deseas aplicar debes conocer la madera con la que trabajarás y es que del tipo de madera que se trate dependerá la manera cómo vas a proceder con el trabajo y tener una idea del resultado que obtendrás al culminarlo luego de aplicar el barniz.

La madera se divide principalmente en maderas suaves como por ejemplo el Pino o el Cedro y maderas duras como son el Roble, Fresno y el Olmo por nombrar solo algunos ejemplos. Para determinar el tipo de madera del que se trata puedes basarte en lo siguiente:

  • Es madera suave cuando las vetas se muestran disparejas o con patrones de manchas. En este caso al barnizarla la apariencia será un poco dispareja resaltando su belleza natural, si se quiere un efecto más uniforme se deberá hacer un trabajo extra y aplicar un acondicionar o sellador previamente.
  • Es madera dura cuando las vetas fluyen en un patrón consistente en la superficie, no presenta manchas, es más uniforme. En este caso el barniz al agua resaltara las vetas y no necesitas tantas capas como la madera suave. Claro que todo depende del uso que se le vaya a dar.

Elige el producto indicado

Para elegir el producto indicado debes saber primero el tipo de madera del que se trata y segundo muy importante el uso que se le va a dar a esa zona o superficie. Es necesario determinar la necesidad de la madera, es decir, si se encuentra en buen estado o no y el uso que se le dará, es muy diferente si es para un piso de uso comercial donde el transito será muy frecuente y pesado, a uno de uso residencial.

Estos aspectos son definitorios para la escogencia del producto, si no se toman en cuenta el resultado no será nada satisfactorio ni duradero. La variedad de productos que se puede encontrar en el mercado son muchas, lo importante es escoger el indicado y que todos los productos que se van a utilizar sea del mismo fabricante para asegurarse que haya compatibilidad entre ellos.

¿Cómo barnizar?

El barnizado no es un proceso complicado si se siguen ciertos pasos importantes y en ese caso difieren un poco si la madera es nueva o virgen o si por el contrario ya ha sido barnizada.

Madera nueva

Lo primero es preparar la madera lijándola y quitando toda rugosidad y suciedad de la superficie con una lija de 120 a 180. No debe quedar polvo o grasa para que el barniz pueda adherirse bien a la madera.

El lijado es imprescindible luego de aplicar cada capa de barniz que serán al menos de 3 a 4 según la absorción de la madera y el brillo que se quiera y de que haya secado correctamente se lijara nuevamente, esto es importante para lograr un buen acabado. El modo de aplicarlo según la amplitud de la superficie será con rodillo o con bocha y siempre se hará de adentro de la habitación hacia afuera. Por último se recomienda esperar 24 horas por lo general después de la última mano de barniz para ya pisar o utilizar la superficie.

Madera ya barnizada

Dependiendo del estado se procederá distinto. Si la madera se encuentra en buen estado con una lija de 100 a 180 se lijara fuertemente para quitar el brillo de la capa superficial pero no al punto de quitar todas las capas. Posteriormente y luego de quitar todo el polvo producto del lijado se aplicaran de una a dos capas de barniz respetando los tiempos de secado y lijando entre las capas al igual que con madera nueva. Si al contrario la madera se encuentra en mal estado se tendrá que retirar todo el material y empezar de cero.

Este es el modo correcto de proceder cuando se quiere aplicar barniz al agua en sus pisos o cualquier otra superficie que se quiera remodelar y respetando estos pasos el resultado que obtendrá de seguro será muy satisfactorio.

* required