Lo que debes saber sobre la aplicación del barniz al agua

Si no conoces completamente el barniz al agua, pero te lo han recomendado por ser uno de los mejores materiales que sirven para revestir tus mobiliarios y superficies de madera, a continuación la empresa Aquafloor te explica brevemente en qué consiste este producto y cómo puedes aplicarlo de la mejor forma posible.

Propiedades del barniz acuoso

Debes saber que los barnices al agua se encuentran conformados por dispersiones acuosas de resinas, las cuales una vez aplicadas, crean una película sin la necesidad de emplear ningún tipo de catalizador y gracias a la ayuda de un pequeño porcentaje (no mayor del 10%) de glicol-éter. Este proceso de formación de la película se realiza en dos fases:

1. Evaporación física del agua

2. Fusión mecánica (coalescencia) de las gotas de resina de la dispersión.

A continuación te facilitamos los pasos necesarios para la aplicación de este fabuloso producto:

Retira el acabado si es necesario

Si presentas mobiliario para reciclar lo recomendable es que retires el barniz anterior con un producto especial. En este sentido, para que tu mobiliario viejo tenga un aspecto espectacular es fundamental que retires todos los restos de laca o pinturas previas.

Existen diversas formas para realizar esta parte de la restauración o reciclaje del mueble en la que vayas a trabajar. Si tu mueble presenta un acabado antiguo previo, ya sea que se encuentre pintado o barnizado, deberás quitarlo mediante el uso de una pistola de calor, un quitapinturas o lijando.

Lija muy bien el mobiliario

Si compraste un mueble nuevo elaborado con madera en crudo debes lijarlo muy bien. Generalmente, los muebles que vienen sin ninguna terminación suelen presentar asperezas al tacto, debido al pelo de la madera y, en ocasiones, puede presentar alguna astilla levantada que afee la terminación.

Debes lijar la madera de forma suave y siguiendo la veta de la madera. Para superficies lisas y grandes debes optar por una lijadora eléctrica, si es posible puedes. Este equipo te permitirá terminar el trabajo de una forma fácil y rápida.

Escoge el barniz al agua para madera

En el mercado podrás encontrar una amplia gama de barnices con base acuosa y entre los principales, debido a su composición están los siguientes: barnices acrílicos, de poliuretano y los nitrocelulósicos. Según su nivel de brillo pueden ser satinados, mates o brillantes.

A su vez, dependiendo del uso que vayas a darle al mueble podrás  optar por una u otra resistencia, como por ejemplo para los muebles de madera para exterior. Para estas ocasiones, existen barnices específicos, como por ejemplo, los que están hechos a base de poliuretanos, que poseen una gran resistencia.

Aplica tapa poros y el barniz

Una vez que hayas teñido el mueble, deberás aplicar una capa de barniz sellador o tapaporos. Este es un paso realmente fundamental ya que evitará que la madera de tu mobiliario se impregne de mucho barniz e impedirá que quede con irregularidades de color.

Por otra parte, estos barnices selladores deberían poseen la misma clase de diluyente que el barniz que vayas a usar, es decir, debería ser al disolvente, al agua, de poliuretano o nitrocelulósicos. Cuando este tapaporos se seque, debes lijar de una manera totalmente suave para que logres eliminar cualquier tipo de impureza o defecto que haya quedado.

Aplica la primera capa de barniz

Ha llegado la hora para que apliques la primera capa de barniz al agua sobre tu mueble. Es recomendable que utilices una brocha suave o paletina para que no dejes ningún tipo de marcas, ofreciendo pasadas largas que no se superpongan entre sí y es importante que sigas la veta de la madera.

Evita cargar en exceso la paletina o brocha y cuida que el barniz permanezca extendido por igual o de manera uniforme. Debes esperar a que se seque para que luego vuelvas a lijar retirando el polvo para impedir que queden defectos o imperfecciones demasiado perceptibles con el barniz. Posteriormente, aplica otra capa y, finalmente, deja secar durante 24 horas y lija de nuevo.

Acabado y protección del barnizado

Después del último lijado, y luego de limpiar y quitar muy bien el polvo que consiguiera quedar, llegó el momento de darle un acabado especial a tu mobiliario, si es lo que deseas. Como por ejemplo, puedes estampar el mueble o patinarlo.

Si no quieres hacerlo, tienes la posibilidad de aplicar una capa de cera incolora, que  permitirá proteger el barniz de cualquier tipo de arañazos y marcas. Debes dejar que se seque la cera totalmente y, después, pule con un paño de algodón o con una muñequilla. Al finalizar, quedará un brillo satinado muy bonito.

Estos son sólo los pasos principales que debes realizar al momento de aplicar barniz al agua sobre tus muebles y suelos de madera. Puedes contar con la ayuda de expertos como la empresa Aquafloor en el área para que te asesoren un poco más sobre este genial producto.

* required